Amando a nuestros enemigos


“Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen y orar por los que os calumnian”. Lucas 6:27
Siempre pensamos y hablamos de amor para los matrimonios, las parejas, la familia, los amigos, etc. Todos ellos que no siempre es fácil amar, incluso llegas a odiarlos, a veces… pero que pase lo que pase sigues amando. Son tu familia.
Pero ¿Qué pasa cuando Dios te dice estas palabras? Podemos decir que no tenemos enemigos con mucho orgullo, cosa que no es verdad, pues cada vez que criticamos a los políticos, personas con ideales diferentes, aquellos que hacen atramar a todos2ocidades como con Siria, Francia, Irak, EEUU, España,… cometen asesinatos, robos, injusticias,… ¿ellos no son tus enemigos? Lo son aunque sea indirecta o muy directamente.
A ellos, sobre los que oyes cosas, te enfadas y los críticas, debes amarlos también. Y ese amor puedo asegurar que no es nada fácil. Es muy posible que no puedas hacerles bien porque no están cerca de ti, pero nadie quita que puedas amarlos, que los bendigas y que ores por ellos.
Todas esas personas que son nuestros enemigos y nos hacen daño también necesitan de nuestra oración y sólo Dios puede dar ese amor que sólo Él tiene, porque déjame decirte que Dios los ama como criaturas suyas que son aunque estén perdidos y alejados de Él.

Escrito por María Ruiz.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *