La adoración.


 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Juan 4;23hqdefault

Lo importante en la adoración es saber a quien adoramos y como es el corazón del que adora.La adoración es una respuesta a la Gloria de DIos que nos ha sido revelada a través de muchas cosas:

  • La creación, su palabra, su presencia.
  • Jesucristo y su obra de redención para nosotros.

Cristo tiene que ser el centro de nuestra adoración porque cuando honramos y adoramos a Cristo también honramos y adoramos a Dios. Cristo es el lugar donde Dios tiene que ser reconocido. Filipenses 2:9-11.

La adoración de 2 formas;

  1. En alabanza. (juntos o individual). La alabanza es la forma hablada y cantada de la adoración.
  2. Nuestra propia vida.( la mayor adoración).Una verdadera adoración tiene que venir acompañada de una vida de santidad.Dios es Espíritu y El está en todas partes y sabemos que nuestro mayor templo de adoración es nuestra vida. (versículo 24). No necesitamos ningún sitio físico para adorar a Dios, lo podemos hacer en cada momento de nuestra vida porque Dios es Espíritu y El está en todas partes.

       ¿Cuando adoramos a Dios?

Cuando huimos de la tentación, cuando nos arrepentimos de nuestros pecados, cuando servimos, damos       testimonio de Cristo. Cuando somos agradecidos y oramos,cuando leemos y estudiamos su Palabra, cuando somos generosos en las ofrendas y ayudamos a los demás. En conclusión cuando vivimos agrandando a Dios.

Esta es nuestra mayor adoración a Dios, llevar una vida de santidad delante del Creador y adorarlo siempre porque El nos ha dado todo, lo mas grande que tenemos que es la salvación a través de la sangre de Jesus.

Escrito por Pepe Bardallo.

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *